Escudo UPSA
Información al estudiante
923 277 150
923 277 100
General

Se trata de una gigantesca arquitectura perfectamente adaptada al ábside de la Iglesia, ofreciendo en su lectura grandes valores arquitectónicos, escultóricos y teológicos.

La realización arquitectónica fue obra del ensamblador Juan Fernández, que contrató ‘talla y ensamblaje’ en el año 1673.

En la lectura del Retablo se puede observar que la calle central acoge tres grandes espacios rectangulares: el del Expositor abajo, el cuadro de Pentecostés al medio y el cuadro de la Trinidad arriba. En las enjutas del ático lucen los escudos, de gran tamaño, de los Reyes fundadores Felipe III y Margarita de Austria. El friso de la cornisa está decorado por modillones enrollados y hace juego con la cornisa de la Iglesia, aunque ya no es corrida como aquella. Todo está ya anunciando los próximos retablos churriguerescos que se montarán en Salamanca (Convento de San Esteban) y en su provincia (Santuario de Valdejimena).

Las esculturas del Retablo Mayor fueron encargadas a Juan Rodríguez, natural de Valladolid y discípulo de Gregorio Fernández, que trabajó en la Fachada principal y en la Puerta de Ramos de la Catedral Nueva de Salamanca; y a Juan Petí, quizá francés de nacimiento, que trabajó de escultor en Salamanca. El contrato con estos dos Juanes fue firmado en el año 1674.

Las imágenes contratadas fueron las siguientes: una historia del Espíritu Santo, otra historia de la Asunción de María con el Padre y el Hijo –sustituidas después por la Stma. Trinidad y San Ignacio y la Virgen-, los cuatro Evangelistas sentados con su insignia respectiva (león, toro, ángel y águila) y cuatro Doctores de la Iglesia Latina. La obra se contrató en 33.000 reales. El tiempo de factura se redujo a sólo dos años. Y las estatuas se debieron a Juan Petí, las de los cuatro Doctores Latinos (Gregorio Magno, Ambrosio, Agustín y Jerónimo) y a Juan Rodríguez, todas las de los grandes cuadros (Pentecostés y Trinidad), los cuatro Evangelistas y las de la Virgen y San Ignacio. La pintura y estofado, que ya se habían realizado en los años 1675-1680, deben atribuirse a un tal Antonio Fonseca. Finalmente, los Blandones para custodia del retablo, fueron encargados en Roma al artista francés Stefano Carlo Francois, que trabajó en la Iglesia de Gesú, el año 1697.

La Teología del Retablo Mayor supone, sin duda, el mejor tesoro que la Iglesia tiene, aunque no se pueda asignar su paternidad a ningún teólogo conocido y debamos suponer que su origen está en el más alto ambiente de la ciencia teológica salmantina, así como en las indicaciones y aspiraciones del Concilio de Trento y la Compañía de Jesús.

Fuera del Retablo Mayor la Iglesia de La Clerecía también contiene retablos en honor a San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, Sagrado Corazón de Jesús, Inmaculada Concepción, Cristo de la Expiración, Sta. Catalina, San Estanislao de Kostka, Visitación y Santiago Apóstol.

Empleo
International
Centros de Atención
Otros Servicios
Enlaces
CAMPUS DE SALAMANCA
Sede Central
Calle Compañía, 5. 37002,
Salamanca | ESPAÑA

+34 923 277 100
+34 923 277 150 [Información al estudiante]
sie@upsa.es
CAMPUS CHAMPAGNAT
Facultad de Educación
Calle Henry Collet, 52-70. 37007
+34 923 125 027
educacion@upsa.es
Facultad de Comunicación
Calle Henry Collet, 90-98. 37007
+34 923 282 750
comunicacion@upsa.es
CAMPUS DE MADRID
Facultad de Enfermería y Fisioterapia
Salus Infirmorum

Calle Gaztambide, 12. 28015,
Madrid | ESPAÑA

+34 914 477 223
secretaria@salusinfirmorum.es
Universidad Pontificia de Salamanca
Incidencias / Sugerencias
Política de Protección de Datos