Noticias

"En España uno de cada cinco niños menores de edad está siendo, ha sido o será víctima de violencia sexual", Tomás Aller coordinador general de FAPMI

Publicado: 21/02/17

El coordinador general de la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI), Tomás Aller Floreancig ha intervenido en la conferencia inaugural 'Violencia contra la infancia', con motivo de las fiestas de la Facultad de Psicología.

La Facultad de Psicología celebra sus fiestas en honor a Juan Huarte de San Juan los días 21 y 22 de febrero. En esta ocasión, el decanato de la Facultad ha programado unas jornadas dedicadas a la 'Violencia contra la infancia'.

Esta mañana, tras la celebración de la Eucaristía, se ha celebrado la conferencia inaugural 'Violencia contra la infancia: desde los usos y costumbres hacia la realidad aumentada' a cargo de Tomás Aller Floreancig, coordinador general de la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI) y antiguo alumno de Psicología y Psicopedagogía de la UPSA.

El coordinador animó a los alumnos de Psicología a acercarse a este ámbito "en España necesitamos que este tema preocupe y ocupe como investigadores, profesionales y especialmente para trabajar desde un enfoque de prevención", insistió. Y se refirió al turismo sexual y a las distintas instituciones con las que está trabajando FAPMI para perseguirlo, "actualmente el concepto de turismo sexual tiene que ver con cambiarte de lugar. Hay redes de prostitución infantil que operan en todas las ciudades de España", afirmó.

Aller Floreancig destacó la importancia de la investigación en este ámbito, cuyas conclusiones demuestran que "a día de hoy, uno de cada cinco niños menores de 18 años está siendo, ha sido o será víctima de alguna modalidad de violencia sexual".

El experto ha destacado el papel de prevención y asesoramiento que desarrollan con las instituciones y su función de intermediarios, entre el conocimiento científico y los políticos, "la finalidad de la política es hacer posible lo necesario y si la investigación en universidades y hospitales nos dicen que algo funciona, sin conocer la realidad no se pueden plantear soluciones", afirmó. El coordinador apuesta así por la acción pero con medidas adecuadas y destacó la petición que propuso FAPMI al Gobierno para pedir el 'certificado de antecedentes penales' a todos los profesionales que trabajan con niños.

"La mayor parte de la violencia contra la infancia no se ve", indicó el experto e insisitió que no hay datos de los casos pero tenemos indicadores indirectos como el aumento de los problemas de salud mental infanto-juvenil, que nos dan pistas sobre el asunto".

El antiguo alumno desarrolló también algunas modalidades de maltrato infantil como: la sobreprotección, la negligencia, el maltrato psicológico, rechazar, ignorar, negar las emociones del niños, amenazar, aislar, el maltrato prenatal, ignorar las necesidades, exigir sin tener en cuenta los límites del niño, coaccionar, así como manipular o presionar. Para evitarlo, desde FAPMI proponen una 'alianza por el buen trato de la infancia', donde todos los agentes estén implicados "pero sobre todo, las familias", insistió. "Los padres y madres no sabemos serlo y no hay seminarios que formen a los padres. En España hay 45.000 niños fuera de su entorno familiar por decisión judicial. Necesitamos enseñar a los padres a proteger a sus hijos".

"La violencia contra la infancia es una realidad poliédrica y para entenderla necesariamente hay que incluir tres elementos: vínculo y apego, neuropsicología y derechos de la infancia", afirmó. Y apuntó la necesidad de aprender esa realidad desde distintas perspectivas y con la implicación de todos los agentes como jueces y médicos que deben aprender a trabajar con una nueva realidad. "España es uno de los países del mundo donde en las sentencias judiciales menos se cita la Convención de los Derechos del Niño, aunque es el instrumento judírico de mayor rango internacional", declaró.

Otro de los problemas a los que apuntó el coordinador es la inexistencia en España de un instrumento sistemático de recogida de datos. "España de facto es un estado federal de protección a la infancia porque están transferidas a las comunidades autónomas con su propia normativa y no hay una recogida de datos común" e insistió en la necesidad de terner más profesionales que trabajen en este entorno.

Para finalizar el experto desarrolló los conceptos que integran la violencia contra la infancia: es una conducta que se hace o se deja hacer; provoca daño a uno mismo (inducción) o a los demás; es un daño físico, cognitivo, social o relacional; y es un daño en derechos básicos como la salud, el bienestar. la libertad, la educación, etc. Y se refirió también al concepto del 'mundo líquido' "donde se diluyen los valores, los principios, las relaciones de amistad... se habla ya de 'infancia líquida' y tiene que ver con las redes sociales", apuntó.

Por la tarde, a las 17.00 horas, comenzará la mesa redonda 'Violencia entre iguales', moderada por la profesora Mercedes Cáceres y Tomás Aller Floreancig (FAPMI). Durante la mesa redonda se plantearán los siguientes aspectos: prevención de la violencia entre iguales en el ámbito escolar (a cargo de Inés Monjas Casares de la UVA); promoción del uso seguro de las Tecnologías de la Relación, la Información y la Comunicación (TRICs). Programa Make it Safe (por Vanesa Ramajo Díez, coordinadora general de la Asociación Castellano-Leonesa para la defnesa de la infancia y junventd), así como los recursos y materiales para la prevención de la violencia entre iguales (a cargo de Raquel Martín Ingelmo, responsable de Gestión de la información y el conocimiento de FAPMI).

El miércoles, 22 de febrero, la Facultad ha programado varios talleres simultáneos, de 11.00 a 13.00 horas, en los que podrán participar los alumnos y que versarán sobre: terapias contextuales (de aceptación y compromiso); nuevas tecnologías en el tratamiento e intervención en psicología de la salud; tratamiento TDAH con neurofeedback, adicciones tecnológicas; mejora de la autoestima; prevención de recaídas en juego patológico mediante el empleo de mindfulness; violencia de género en la pareja (prevención, detección y atención) y estrategias de intervención desde la psicología positiva.