Noticias

Alumnos y profesionales reivindican el papel del Educador Social en entidades públicas y privadas


Publicado: 12/12/18

La Facultad de Educación ha celebrado la I Jornada de Educación Social en la que se ha expuesto la labor de estos profesionales y su contribución social

Con el título 'La Educación al servicio de la sociedad', se han presentado en la UPSA la I Jornada de Educación Social, elaborada a partir del proyecto colaborativo 'Todos Sumamos' que han desarrollado los alumnos de 4º curso, con metodologías activas y experiencias socioeducativas en diferentes entidades (San Vicente de Paúl, Proyecto Hombre, APRAMP, Cáritas, Insolamis).

La jornada ha sido inaugurada por la decana de la Facultad, Amparo Jiménez, quien ha destacado el proyecto 'Todos Sumamos' como una experiencia novedosa en la formación universitaria: "es innovador, sale del aula y es una acción colaborativa con distintas asociaciones, por lo que se convierte en una experiencia de clara orientación profesional". También ha destacado la actividad realizada con el Programa Interuniversitario de la Experiencia a partir del proyecto 'Banco de la Experiencia', en el que se pone en valor la veteranía de los mayores y su aportación a la sociedad desde el punto de vista moral y sociocultural y que ha supuesto "un ejemplo de valor intergeneracional y de calidad formativa".

El antiguo alumno Javier Mártil ha explicado en su conferencia el perfil del Educador Social en el tercer sector. Mártil ha animado a los alumnos a crear proyectos socioeducativos de educación no formal "más allá del ocio, y con metodologías activas que generen procesos de participación". Y ha explicado la figura del profesional como clave en distintos contextos como: ludotecas, "donde se complementa el trabajo de las escuelas con dinámicas establecidas previamente"; programas de animabarrios, "donde se hace un seguimiento a los jóvenes y se trabaja la inteligencia emocional"; programas de conciliación familiar y campamentos de verano, "en los que no todo vale y donde empleamos metodologías activas y se trabajan los cinco sentidos con materiales reciclables".

Además, han participado varios educadores sociales que trabajan en diferentes contextos educativos y sociales que han reivindicado la figura de este profesional en empresas y organismos. Miguel Ángel García, técnico de la Agencia Municipal del Voluntariado del Ayuntamiento de Salamanca ha explicado su labor de gestión y de sensibilización con la ciudadanía. García ha instado a que las instituciones públicas sean conscientes del valor social que promueven estos profesionales y pidan a las empresas su contratación: "a nivel institucional no se promueve y en las empresas que trabajan con personas no se fomenta porque se considera un gasto". La educadora social y pedagoga de Fundaneed, Arantxa Retamal, realiza apoyo educativo para niños con trastornos (TEL, TDAH, TEA) y ha destacado "el papel de escucha del Educador Social, como base para poder trabajar con el niño y su familia".

Por su parte, Teresa Gutiérrez, que trabaja con inmigrantes en ADSIS, ha explicado su labor en este ámbito "donde se intenta abrir puertas en situaciones de riesgo, de exclusión social o de personas vulnerables y sirve de conexión entre la comunidad y estas personas". La profesional ha reconocido que la sociedad todavía no conoce el papel de los educadores sociales "pero en otras comunidades autónomas trabajan en centros educativos, residencias de mayores, en recursos humanos de empresas, etc".

La antigua alumna, María Alfaro, trabaja en el Centro Especial de Empleo de ASPRODES y ha explicado su labor de coordinación y apoyo a las personas que trabajan en sus diferentes servicios, así como su seguimiento. Alfaro ha destacado "las habilidades sociales que debe requerir un Educador Social, así como la ética y la promoción de derechos humanos". También ha explicado la aportación de estos profesionales "no solo en la parte de ocio y tiempo libre, sino con rutinas diarias que necesitan una educación trasversal en actividades básicas como comer o asearse, así como habilidades sociales para relacionarse, o en la resolución de conflictos". La educadora social de ACCEM, Mila Loes, ha explicado su trabajo en favor de la inclusión de las personas en situación de riesgo o exclusión social, en defensa de los derechos fundamentales.

La jornada ha concluido con la participación de varios representantes de la Asociación de Familiares de Alzheimer, el Centro de Referencia de Alzheimer y la Asociación de Familiares de Enfermos Mentales Crónicos que han explicado las pautas de actuación y metodologías de intervención de los educadores sociales con sus distintos colectivos.