Noticias

‘La Máscara’, más de dos décadas cambiando vidas


Publicado: 14/12/18

A pocas semanas de que la UPSA celebre el Mes de la Interpretación –febrero 2019-, Miguel Ángel Corredera, responsable de ‘La Máscara’, saca un hueco para analizar el camino recorrido y la herencia recibida tras el paso de los años. Dirigir el grupo de teatro de la Universidad Pontificia de Salamanca, con una trayectoria de 27 años, es todo un reto pero también un orgullo: en los ensayos no solo se deja la piel y las ganas por implicar a los actores, sino también el entusiasmo que supone el ‘espíritu Losa’, marcado desde el primer minuto por su fundador, José Luis Losa.

Actualmente ‘La Máscara’ está integrada por 40 personas, incluidos actores y ayudantes de ensayo y atrezzo. En estos momentos están inmersos en la preparación de la obra de teatro monográfica del próximo 22 de febrero. “Lo que hacemos durante todo el curso, además de enseñar a los alumnos, es ir anotando las características más destacables de cada persona. Es teatro amateur y no todas las personas te pueden dar una variedad infinita de representaciones, por lo que vamos viendo qué personaje puede encajar mejor con cada uno de ellos. Esto es, sin duda, lo más complicado”, destaca Miguel Ángel.

El director, junto a su mano derecha, Juan Simón, está orgulloso del equipo, de su cohesión, de su implicación en las diferentes iniciativas y del ambiente que se respira en los ensayos. Es, como dice Corredera, “un grupo muy hogareño”. Y no es para menos, cuando no se escatima en dedicación a la hora de reconocer el esfuerzo de cada uno de los integrantes. Menciona que “cuando repartimos personajes lo hablamos directamente. Aquellas personas que han estado en todas las actividades y se han esforzado, ahí tienen su recompensa: un papel importante en la obra final”.

Pero si algo tienen claro es que el teatro les ha cambiado la vida, su personalidad y la manera de afrontar nuevos retos. Juan señala que “el teatro te aporta confianza en ti mismo, habilidad para hacer una exposición oral ante el público, etc.”. Para Miguel Ángel, la experiencia es muy parecida: “en la Universidad es muy importante hacer grupo porque la actividad como tal puede verse sobrepasada por otras tareas que tenga el estudiante. Cambia totalmente tu forma de ser de cara al público”.

Por último, la visión del director sobre la situación del teatro en general es aún pesimista y considera que queda mucho por hacer para que sea comprendido del todo. “Es cierto que la gente no quiere ir y pagarlo, pero luego, cuando van y lo ven, se sorprenden y comentan: ‘ha merecido la pena’”.

El ‘Mes de la Interpretación’ forma parte de la programación que ofrece el Área de Actividades Culturales a la Comunidad Universitaria para el curso 2018-2019. Entre las acciones previstas para ese periodo destacan el ‘Taller de Iniciación al Teatro’ (6 de febrero), el Curso sobre ‘Cómo hablar en público’ (12 de febrero) y la sesión de microteatro ‘La Máscara’ (22 de febrero).