Noticias

Pablo Acebes Sánchez. Estudiante del Grado de Psicología y miembro de la Junta Directiva del Colectivo de Estudiantes de Psicología (CEP)

Publicado: 15/01/19

Apenas lleva dos años estudiando el Grado de Psicología y su compromiso con esta disciplina es inmenso. Tiene claro hacia dónde quiere ir y cuáles son los principales motivos que le llevan a defender a ultranza los derechos de una profesión aún poco reconocida tanto en el ámbito social como sanitario. Pablo Acebes, alumno de la UPSA y miembro del CEP, nos señala cuáles son los retos a los que se enfrentan esta profesión.

1. El Colectivo de Estudiantes de Psicología (CEP) está formado por personas representantes de las Facultades de Psicología de las 33 universidades españolas, que se reúnen dos veces al año y trabajan constantemente en beneficio de esta disciplina. ¿Qué reivindican los estudiantes a través del CEP?, ¿cuáles son vuestras demandas?

Los tres puntos sobre los que trabajamos son promover el enriquecimiento y el empoderamiento del estudiantado de Psicología; fomentar la mejora de la situación formativa y laboral de la Psicología en España, y trabajar por una mejora de la situación sociosanitaria desde la Psicología.
Debido a las numerosas ramas de salida que tiene este Grado y de los diversos problemas que hay en cada una de ellas, nos tenemos que organizar en comisiones y, a su vez, en líneas de trabajo concretas. Todas tienen importancia por lo que no nos centramos en algo concreto, sino en todos los ámbitos: educativo, sanitario, jurídico, etc…

2. ¿Qué aspectos crees que son diferentes en la formación de la UPSA con respecto a otros centros universitarios?

Una de las principales ventajas, en comparación  con otras universidades, es que los profesores están especializados en sus materias y las prácticas que tenemos desde primero son prácticas de verdad. En otros centros dan directamente teoría y las llaman ‘prácticas’.
También creo que se centran mucho en que los alumnos entendamos las materias que tenemos, es decir, se esfuerzan para que utilicemos la razón y no la memoria para aprender.
Por último, la calidad de la enseñanza respecto al trato que recibimos de los profesores. No somos un número más, como puede pasar en otras universidades, aquí nos conocen y los conocemos, cuentan con nuestra opinión y tenemos la oportunidad de recibir tutorías personalizadas que funcionan muy bien: tanto a lo largo del cuatrimestre como en época de exámenes por demos recurrir a ellas para resolver nuestras dudas.

Al final, la UPSA es una universidad muy cercana al estudiante y eso te hace sentirte a gusto y querido.

3. ¿Crees que la Psicología está bien valorada por la sociedad?

Sigue estando mal vista, ya que “si vas al psicólogo es porque estás loco”, pero ha mejorado un poco y la idea es seguir luchando para cambiar esto, entre otras cosas. Es cierto que entre la población joven cada vez es más común acudir a un especialista porque se está perdiendo ese estigma que se tenía y es importante para nosotros seguir trabajando en este objetivo.

4. ¿Hacia dónde va el futuro de esta disciplina?

Cada vez conseguimos que más personas trabajen en el ámbito público, pero como es sabido, hacen falta más psicólogos y psicólogas ya que la salud mental importa, sobre todo porque cada vez hay más casos de depresión, ansiedad, estrés, etc.  Tenemos que trabajar igualmente en la intrusión que hay en el mercado laboral y esto es fundamental para nuestro futuro y el futuro de esta disciplina. Está claro que la falta de una regulación formal hace que muchos profesionales que no tienen la formación necesaria estén ocupando puestos de trabajo que corresponden a los psicólogos.