Noticias

Isabel Rábago. Periodista, secretaria de Comunicación y Medios del PP Madrid y antigua alumna UPSA

Publicado: 10/04/19

Salamanca fue su punto de partida hacia un futuro sin límites. Su compromiso es la verdad, la honestidad y el trabajo bien hecho, sin olvidar el valor de la comunicación como herramienta de cohesión social. Isabel Rábago presume de haber pasado por las aulas de la UPSA.

1. Estudió Periodismo en Salamanca, ¿cuál es el mejor recuerdo que mantiene de su paso por la UPSA? ¿Qué aspectos recuerda con especial cariño?

De los cinco años en la Ponti, recuerdo muchísimos momentos buenos. Sería imposible quedarme con alguno. Recuerdo la llegada, abrumada por la solemnidad de esas aulas, tan impresionantes. Recuerdo a cada uno de los profesores que nos acompañaron durante toda la carrera y que nos vieron crecer. Recuerdo el último año y esa graduación en la que todos nos mirábamos, sonreíamos y soñábamos con cumplir nuestros sueños. Salamanca y la Ponti, fueron sin duda, años increíbles.

2. ¿En qué detalles cotidianos, de su vida personal o profesional, le ha marcado la UPSA?

Yo soy de Cantabria, aunque nací en El Ferrol. Ir a Salamanca a estudiar Periodismo supuso salir de casa, entrar en un piso de estudiantes, salir del control paterno, crecer, independizarte (de aquella manera, porque seguía dependiendo económicamente de mis padres). En definitiva, tener una idea de lo que supone el "hacerte mayor". Crecer a nivel personal y crecer intelectualmente.

3. ¿Hacia qué nuevos contenidos, según su criterio, debería ir enfocada la formación universitaria en disciplinas como la Comunicación?

Debería de estar orientada a la vida real. A lo que hay realmente en los medios. Sin despreciar ninguna de las áreas de periodismo, porque todo es periodismo. Da igual que te dediques a cubrir política, que hagas economía, que te dediques al mundo del corazón o de los realities. Todo es periodismo. Si eres buen periodista, lo serás, hagas lo que hagas. Yo recuerdo que nos enseñaron a escribir editoriales, cuando nadie nos enseñó a salir a las calles con un micro en la mano. Y esa es la mejor escuela; las calles, las fuentes, el contacto con la información pura y dura. Deberían de contarles, que los medios son empresas con todo lo que ello supone. Deberían explicar que la objetividad del periodista no existe y que depende mucho de una nómina. Explicarles que tendrán que compartir platós, estudios de radio o redacciones con personas que no sólo no son periodistas, sino que ni tan siquiera tienen estudios superiores. Creo que los estudiantes necesitan un baño de realidad.

4. ¿Cuál es la clave del éxito de los realities? ¿Cree que las nuevas tecnologías contribuyen a que la audiencia demande este tipo de contenidos?

La televisión es puro entretenimiento. Y por eso los realities son tan demandados. La audiencia se identifica con los perfiles de los realities porque les acerca a los personajes populares, ven que detrás de los focos y del postureo de las redes, son igual que ellos. Tienen las mismas preocupaciones, les desmitifican. Y en España ver sufrir a los demás es algo que nos gusta a todos.

5. Actualmente trabaja en diferentes medios y en comunicación política, ¿en qué ámbito se siente más cómoda?

La comunicación en política es bastante parecida. Se trata de hacer llegar el mensaje, para ello debes de ser directo y hablar como la gente de la calle. Los políticos tienden a escucharse a sí mismos, son capaces de hablar durante veinte minutos seguidos y soltar unos “rollos” interminables. Eso aleja al político de los ciudadanos. La aparición de programas en la televisión imitando a los programas del corazón, les ha obligado a controlar su discurso, a cambiarlo, a jugar con los titulares, a buscar el impacto visual y del mensaje, a estar pendientes de la comunicación no verbal.

6. En 2015 participó en el programa 'Supervivientes'. Después de su experiencia ¿qué aspectos valora más en su día a día?

Supervivientes fue un trabajo precioso. Que te lleven a una isla aislada del mundo, rodeada de personas que no tienen nada que ver contigo es una experiencia única que solo te puede pasar una vez en la vida. Fue gratificante, me hizo crecer. Allí valoras absolutamente todo lo que tienes en tu día a día. Allí te encuentras a ti mismo. Allí tienes tiempo para rezar y analizar tu vida por capítulos, si quieres. Es fascinante. Volvería a ir sin pensármelo. Además, es un trabajo muy bien pagado. Y cuando tienes colchón económico te puedes permitir el lujo de decir “no” a muchos trabajos.

7.  Un libro

El padrino

8.  Una película

El Padrino I,II, III

9. Un lugar en el mundo

Filipinas cualquiera de sus islas, la caótica Manila...

10. Si no hubiera sido periodista, ¿a qué se habría dedicado?

Me dedicaré a ser abogada. Estoy en ello. Me matriculé en Febrero de 2016 en Derecho por la UNED y ya estoy haciendo los exámenes de cuarto. Acabo este año si la política y la tele me dejan. Quiero hacer el máster y ejercer.