Noticias

Ortuño: "La judicialización ante una ruptura de pareja incrementa el nivel de conflicto"

Publicado: 27/01/20

El magistrado juez de la Audiencia Provincial de Barcelona y exvicepresidente del Grupo Europeo de Magistrados por la Mediación (GEMME), Pascual Ortuño Muñoz, ha sido el responsable de impartir el curso sobre el Coordinador de Parentalidad, organizado por el Instituto de Ciencias de la Familia de la Universidad Pontificia de Salamanca.

Ortuño, pionero en incluir la mediación familiar en los juzgados de Familia en España, ha explicado la funciones y competencias del coordinador de parentalidad, su marco normativo y de intervención, así como el Plan de parentalidad de los progenitores ante una ruptura. "Los conflictos de familia son muy emocionales e incluso pierden la capacidad de raciocinio y, aunque los padres quieren preservar a los niños del conflicto, la propia dinámica termina haciendo que los menores sean munición dentro de la guerra", asegura.

El curso presenta un nuevo perfil profesional que va a intervenir como figura auxiliar en los juzgados, en casos de familias con niños y adolescentes con un alto grado de conflictividad con la finalidad de proteger el interés superior de los menores. "La judicialización ante una ruptura de pareja, al contrario de lo que se piensa, incrementa el nivel de conflicto". Actualmente en España, casi un 50% de los divorcios se realizan de mutuo acuerdo, frente a otro 50% que llega a los juzgados. De esta cantidad, un 20% muestra una conflictividad preocupante en los que de la mitad de los casos el coordinador de parentalidad tiene que intervenir.

La intervención del Coordinador de Parentalidad supone una nueva perspectiva en los procedimientos familiares altamente judicializados y donde la actuación de los operadores jurídicos es poco eficaz para la solución del conflicto. En este sentido, el coordinador hace recomendaciones y/o toma decisiones en nombre de las partes, pudiendo incluso presentar informes al juzgado encargado de su designación y ante el cual deberá rendir cuentas. Entre las cualidades que debe tener este profesional, Ortuño destaca las dotes de comunicación para analizar los conflictos, capacidad de persuasión, conocimiento de Derecho, Pedagogía, Psicología, experiencia en la red de Servicios Sociales, etc.

Para concluir, el magistrado insiste en que es necesario mejorar el sistema judicial, "hace falta un tribunal de Familia que trabaje en equipo y donde la figura del juez se transforme en un coordinador de un grupo de profesionales como psicólogos, educadores, expertos penalistas...", concluye el magistrado.

Pascual Ortuño es magistrado juez de la Audiencia provincial de Barcelona (Sección 12ª especializada en derecho de la persona y de la familia). Es representante del Gobierno Español en el Comité de Derecho Civil del Consejo de la Unión Europea para la elaboración de la Directiva sobre Mediación y consultor de EUROSOCIAL para la creación de la Red Latinoamericana de Medios Alternativos de Resolución de Controversias (FLMASC). Es promotor del Proyecto Piloto en Mediación Familiar en los juzgados de Familia de Barcelona (en funcionamiento desde 1992) y coordinador de experiencias piloto en mediación familiar realizadas en seis juzgados de Familia de España en 2006. Ha publicado numerosos libros como Justicia sin jueces, Mediación y protección de menores en Derecho de Familia, o Las uniones estables de pareja.