Noticias

El Colegio Mayor Guadalupe inicia el curso adaptado a las exigencias de la Covid-19 y con las plazas cubiertas

Publicado: 21/09/20

Compártelo en:

El Colegio Mayor Nuestra Señora de Guadalupe recibe a lo largo de estos días a los colegiales que comienzan el curso académico 2020-2021 adaptado a las exigencias de la Covid-19 y con todas las plazas cubiertas.

La rápida y efectiva reacción del Colegio ante las exigencias sanitarias derivadas de la pandemia ha permitido no solo mantener, sino aumentar la confianza de los estudiantes puesto que desde el pasado mes de agosto ya no hay plazas disponibles y posee una amplia lista de espera para futuros colegiales.

El Colegio cuenta con 146 habitaciones -seis habitaciones más respecto al curso pasado- y 10 apartamentos para PDI, personal investigador y doctorandos. Las habitaciones son individuales con un aseo privado, un aspecto muy importante y con alta valoración por los padres y por los alumnos ante las medidas sanitarias.

Del número total de habitaciones, 75 están ocupadas por nuevos alumnos y 71 han sido cubiertas por colegiales que han renovado un año más su estancia en el centro. Además, de los 146 colegiales, 75 son hombres y 71 mujeres. Con respecto a la matrícula de los colegiales, el 63 % son estudiantes de la UPSA y un 37 % corresponden a la USAL. En conjunto, los colegiales han formalizado la matrícula en un total de 21 titulaciones universitarias distintas.

Medidas anti-COVID-19 adoptadas

El Colegio Mayor ha establecido un protocolo de actuación, siguiendo las recomendaciones que indican las autoridades sanitarias. El acuerdo afecta al personal de Dirección, Conserjería, Limpieza, Cocina y proveedores, así como a todos los colegiales residentes.

Entre las medidas adoptadas, se ha creado una Comisión de Seguimiento -formada por el decano colegial -representante de los alumnos-, la dirección, un representante de los trabajadores y un representante de la contrata de servicios- que será el órgano de información y de resolución de las cuestiones que surjan según el escenario cambiante.

Los alumnos que lleguen durante estos días al Colegio Mayor tendrán que firmar, junto con sus padres o representantes, un Protocolo anti-COVID-19. La firma de este reglamento es la aceptación de un documento de adhesión a las cláusulas anti-COVID-19, que se contemplan como parte del cuerpo normativo del colegio. Esta aceptación implica que el protocolo es una norma, al igual de las normas internas de convivencia, por lo que, cualquier vulneración se considera una falta grave y tiene su efecto en la normativa disciplinaria.

El recibimiento a los colegiales se realiza de forma escalonada, con aviso de llegada y toma de temperatura, tanto al alumno como a sus familiares. Además, también cumplimentarán un cuestionario anticovid y se les guiará por la nueva señalética hasta su habitación.

Sus instalaciones están totalmente adaptadas a la normativa vigente y a las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Además, se suspenden las visitas al Colegio Mayor de personas externas, salvo familiares de los colegiales, previa aprobación del director.

Uso de zonas comunes

Junto a las medidas de prevención individual, el uso de la mascarilla será obligatorio en todas las zonas comunes, incluidos los espacios al aire libre. Además, el aforo se ha reducido en espacios como el auditorio (de 240 a 100 personas) y los aseos de uso común se han clausurado.

Los colegiales tendrán turnos de comida y cena de obligatorio cumplimiento. Se desaconseja la entrada de los colegiales en otras habitaciones y, en el caso de que sea necesario, tendrá que hacerse con mascarilla y respetando la distancia de seguridad y hasta un máximo de tres personas. Los colegiales tendrán que reservar el horario de uso del gimnasio e las instalaciones deportivas, en función de la disponibilidad del espacio reducido, y el material deportivo será desinfectado antes y después de su uso.

Por otro lado, está prohibido el acceso a repartidores de mensajería o de comida a domicilio, por lo que los colegiales deberán recoger su pedido en la entrada del recinto.

El Colegio Mayor Nuestra Señora de Guadalupe

Fundado en 1951 y con vocación hispanoamericana, ocupa unas modernas instalaciones junto a los nuevos campus de la Universidad Pontificia de Salamanca y de la Universidad de Salamanca. Es un colegio mixto, abierto a todos los universitarios de Salamanca (tanto de la UPSA como de la Usal), cuyo objetivo es contribuir a su formación integral, razón por la que ofrece diversas actividades que completan la formación intelectual y humana que los colegiales reciben en la Universidad.

El colegio cuenta con unas amplias instalaciones deportivas: dos pistas de pádel, tenis, fútbol, baloncesto, gimnasio y un pabellón de deportes para garantizar la práctica deportiva de los residentes.

Con todas las habitaciones individuales y con baño propio, el colegio ofrece numerosas estancias comunes: dos salas de TV, una sala de estar, dos salas de juego, dos bibliotecas y dos salas de estudio; instalaciones que favorecen un clima de compañerismo, participación y vida en común muy valorado por los residentes. Además, disponen de dos modalidades de Internet gratuito: por cable y wifi.

Como órgano y servicio social de la Universidad Pontificia de Salamanca, comparte su ideario, expresado en los Estatutos de la institución académica y en la Guía del Alumno. El colegio participa de la vida universitaria en sus características académicas, sociales, deportivas y culturales.