Noticias

“Las nuevas generaciones consumen imagen y por ello es necesaria una alfabetización visual”

Publicado: 27/10/21

Compártelo en:

El arte es fundamentalmente un medio de expresión. Los niños son seres en constante cambio y la expresión plástica que realizan es el lenguaje de su pensamiento. Noemí Sánchez-Carralero lleva 20 años trabajando como profesora en nuestra Universidad. Actualmente, imparte ‘Educación Plástica y Visual’ en el Grado en Maestro en Educación Primaria y ‘Desarrollo de la Expresión Plástica’ en el Grado en Educación Infantil. Compagina la labor docente e investigadora con la pintura. En la Facultad de Educación se puede contemplar alguna de sus obras.

Pregunta (P): ¿Cómo ha evolucionado la expresión plástica en Educación Infantil y Primaria?

Respuesta (R): Desde el siglo XIX varias corrientes han influenciado en la consideración de la expresión artística en el currículo. La llegada de los medios de comunicación promovió una alfabetización visual. Luego, gracias a los proyectos educativos promovidos por Eisner, se fomentó el desarrollo de la competencia para comprender y apreciar el arte. A finales del siglo XX, la corriente denominada “Cultura Visual” contempla una nueva propuesta de educación artística en la que se interconectan todo tipo de producciones y artefactos audiovisuales. En los últimos tiempos, las nuevas tecnologías han irrumpido con fuerza y las posibilidades expresivas y creativas se han ampliado, pero en ocasiones en detrimento de la ejercitación de otras artes y expresiones más tradicionales. Actualmente, algunos profesionales de las enseñanzas artísticas se cuestionan la neutralidad de los sistemas educativos y abogan por la defensa del papel creador del educador. Sin duda, estoy convencida de que la labor individual de cada maestro puede contrarrestar las carencias que puedan detectarse en las aulas.  

 

P: ¿Qué recursos se emplean actualmente para la ‘Expresión Artística’ en las aulas?

R: Los recursos son muy variados, integran tanto la utilización de procedimientos y técnicas gráfico-plásticas tradicionales, como el dibujo, la pintura, el collage, el modelado o la construcción, como técnicas audiovisuales que fomentan la creación digital a través de herramientas tecnológicas. 

 

P: ¿Mejoraría algún aspecto del Currículo?

R: Considero que el diseño curricular es bastante ambicioso y cubre un amplio rango de contenidos. Ahora bien, tengo mis dudas de que realmente todo lo que se recoge en el mismo sea abordado en las aulas de Primaria. Los materiales didácticos creados para esta asignatura son deficitarios en algunos aspectos y una gran parte de maestros se limita al uso de estos materiales. Quizá la mejora debería de ir encaminada a enriquecer los materiales didácticos destinados al área.

 

P: ¿Qué aptitudes y habilidades debe tener un maestro que imparta Plástica?

R: Ante un gran abanico de posibilidades, destacaría que se caracterice por tener desarrollada su sensibilidad y su capacidad perceptiva y creativa. Sin duda, ser observador y reflexivo ayudará a provocar en sus alumnos la propia reflexión sobre lo que hacen, por qué lo hacen y cómo lo hacen. Por otra parte, es necesario que el maestro de Plástica tenga un conocimiento básico de los diferentes procedimientos y herramientas del lenguaje plástico y visual que faciliten y no impidan la posible comunicación a través de estos medios. 

 

P: En una escuela en la que ha dominado siempre la palabra, ¿cree que la ‘Educación Visual’ se abre camino con facilidad?

R: A mi entender, la ‘Educación Visual’ es clave. Aunque la escuela se ha apoyado en la palabra como recurso esencial para la comunicación, actualmente, las nuevas generaciones están acostumbradas a consumir imagen. Por ello es necesaria una alfabetización visual. La palabra no tiene que estar reñida con la educación visual. De hecho, la palabra está muy presente en este ámbito. Ahora, la asignatura de ‘Expresión Artística’ forma parte del grupo de materias seleccionadas para la implementación de los proyectos bilingües en un altísimo porcentaje de centros educativos. El Content and Language Integrated Learning (CLIL) integra la enseñanza de un contenido curricular con la enseñanza de una segunda lengua no materna. ¿Por qué no aprovechar esta circunstancia para generar en el aula la utilización de la palabra a través del arte? De este modo, palabra y educación visual irían de la mano, fomentándose además la adquisición de una segunda lengua de un modo natural y significativo para los alumnos.