Noticias

Presentación de resultados sobre las variables que influyen en el deterioro cognitivo en mayores

Publicado: 16/12/21

Compártelo en:

La Unidad de Detección del Deterioro Cognitivo Leve (DCL), creada por el Ayuntamiento de Salamanca y la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), ha presentado esta mañana los resultados de la investigación realizada sobre las variables cognitivas y emocionales que influyen en los procesos de DCL en los mayores de la ciudad. La investigación, tras año y medio de intervención, demuestra el cribado realizado a 79 personas durante la COVID-19, así como las intervenciones de estimulación cognitiva efectuadas en los Talleres de Memoria. Igualmente, se ha expuesto un estudio experimental que relaciona el estado emocional de los mayores con determinadas alteraciones en la atención.

Los últimos estudios están demostrando un declive cognitivo acelerado en los mayores debido al confinamiento, al cese de actividades y a la no vigilancia en Atención Primaria, por la ausencia de la presencialidad en los centros de salud. Para responder a esta necesidad, el Ayuntamiento de Salamanca y la UPSA pusieron en marcha la Unidad de Detección del Deterioro Cognitivo Leve (DCL), como recurso de apoyo en este campo para las personas mayores de la ciudad.

Tras año y medio de investigación e intervención, los expertos de la Unidad han presentado los resultados obtenidos tras atender a 79 personas (hasta noviembre de 2021). Su investigación se ha centrado en la importancia de las quejas subjetivas de los mayores y el abordaje desde el punto de vista sociosanitario en el proceso de deterioro asociado a un envejecimiento patológico.

En la presentación pública han estado presentes la concejala de Mayores, María Isabel Macías; la vicedecana de la Facultad de Psicología, Beatriz Palacios; el director del proyecto, Antonio Sánchez Cabaco, junto con las profesoras Lizbeth de la Torre (CETYS-Baja California), Marina Wöbbeking, Almudena Duque y María José Fernández (UPSA).

La concejala ha reconocido la preocupación del Ayuntamiento por la salud de los mayores de Salamanca, un compromiso que llevó al consistorio a colaborar con la UPSA, especialmente en el periodo de pandemia. Igualmente, Macías ha apuntado que la institución seguirá apoyando a la investigación “como parte fundamental para evitar el deterioro cognitivo, para conservar la calidad de vida de los mayores”.

Sánchez Cabaco ha insistido en la necesidad de crear nuevos recursos, como la Unidad DCL UPSA, para ofrecer alternativas de atención a las personas mayores. En este contexto pandémico es innovador y relevante la puesta en marcha de una nueva modalidad de evaluación cognitiva online que ha permitido analizar los estados emocionales y cognitivos de los mayores. “Esta estrategia posibilita ofrecer información especializada para una evaluación complementaria o implementar estrategias de intervención ajustadas a las necesidades concretas”, ha apuntado.

Cribado a 79 personas mayores de Salamanca

De las 79 personas mayores atendidas, 29 han sido hombres y 50 mujeres, de entre 60 a 89 años. Tras realizar las pruebas cognitivas (de manera presencial y online), los técnicos contactaron con un familiar. El contacto con la familia aporta una novedad del protocolo que, junto con la valoración del rendimiento objetivo de la memoria y de otras funciones cognitivas y ejecutivas, aportan una mayor validez en el screening. De los 79 participantes; 58 se encuentran de acuerdo con lo esperado al patrón de envejecimiento normal, 11 de ellos tienen que realizar seguimiento con acciones preventivas anuales y 10 participantes presentan un rendimiento por debajo de lo esperado para su edad y nivel educativo. En este caso es recomendable realizar una valoración neuropsicológica completa y pruebas complementarias (marcadores biológicos y técnicas de neuroimagen) para confirmar la sospecha de DCL.

Resultados de las intervenciones en los Talleres de Memoria

El Ayuntamiento y la UPSA pusieron en marcha también durante la pandemia seis ‘Talleres de memoria online’, con el objetivo de evidenciar empíricamente las intervenciones basadas en un programa (de estimulación cognitiva) para prevenir olvidos cotidianos y mejorar el bienestar de los mayores. 

Los talleres virtuales, realizados a 58 personas en 2021, se centraron en la comprensión de los sistemas de memoria (estimulación de todas las memorias), la neuroprotección (fomento de reserva cognitiva y estimulación de la reserva física y emocional), y un tercer bloque sobre las fases de procesamiento mnésico y sobre cómo prevenir los olvidos. Próximamente, se publicarán los resultados que señalan la eficacia de la intervención para un envejecimiento saludable desde la perspectiva cognitiva y emocional, a través de las TIC.

Estudio experimental

La segunda línea de investigación que se ha llevado a cabo lleva por título ‘Mayores en el laboratorio’ y tiene por objetivo explorar la relación existente entre el estado psicológico-emocional con determinadas alteraciones de atención. Se trata de un estudio experimental compuesto por una entrevista psicológica, pruebas de evaluación y tareas de atención. Tras la evaluación, los mayores reciben un informe con los resultados obtenidos y una serie de recomendaciones, en los casos en que sea necesario.