Noticias

Entrevista a Francisco-Eustaquio Barrado, director del Instituto Español Bíblico y Arqueológico de Jerusalén (IEBA)

Publicado: 14/10/15

El IEBA, Casa de Santiago, ha convocado las becas de estancia en Jerusalén para el curso 2015-2016. Ayudas destinadas a sufragar los gastos de alojamiento y manutención en la Casa de Santiago, en Jerusalén, durante un período de uno a dos meses y se concederán para el período comprendido entre el 1 de enero de 2016 al 31 de agosto de 2016. Desde sus inicios, el Instituto Español Bíblico y Arqueológico ofrece becas para posibilitar los estudios sobre Biblia, Arqueología y el conocimiento de Oriente en Jerusalén.

 

Francisco-Eustaquio Barrado, actual director de la Casa de Santiago, detalla más información acerca de estas ayudas y de las actividades que realiza actualmente el IEBA.

 

1. ¿Quiénes pueden beneficiarse de estas becas?

Las becas están destinadas a quienes deseen residir en la sede del IEBA en Jerusalén para realizar estudios. Por la naturaleza de la Institución se prioriza a los sacerdotes diocesanos españoles, pero estas ayudas también están abiertas a profesores, alumnos e investigadores.

2. ¿De cuántas becas estamos hablando?

La estancia de la beca es de diez meses de residencia y se pueden pedir hasta un máximo de dos meses por persona. De las ayudas se pueden beneficiar un mínimo de cinco y un máximo de diez residentes.

3. ¿Qué criterio se sigue a la hora de elegir los proyectos de los interesados?

Los criterios se corresponden con la naturaleza con la que hace 60 años se fundó esta institución y están relacionados con la promoción de los estudios Bíblicos y arqueológicos en sacerdotes, profesores y alumnos de Facultades Teológicas y Seminarios y profesores, y alumnos universitarios de estas disciplinas, con especial consideración con los estudiantes la Universidad Pontificia de Salamanca.

4. ¿Qué perfiles son los que más se ajustan a estas ayudas?

Los de sacerdotes de diócesis españolas que realizan investigaciones en este campo, por dedicarse a la docencia en Biblia o por ser alumnos que realizan estudios de doctorado o licenciatura en estudios bíblicos. También se ajustan a estas ayudas todos los estudios y proyectos de investigación sobre temas bíblicos, arqueológicos o lingüísticos que se vayan a concretar en títulos universitarios, publicaciones o en preparación para la enseñanza en facultades teológicas.

5. ¿Qué actividades realiza actualmente el IEBA?

Por un lado, las actividades del IEBA están relacionadas con los estudios en los principales centros bíblicos-arqueológicos de Jerusalén, especialmente el Studium Biblicum Franciscanum, SBF, y École Biblique et Archéologique Française, EBAF; las investigaciones en sus bibliotecas, asistencia a otras academias o a la Universidad Hebrea.

Por otro lado, el IEBA también desarrolla actividades propias: ofrece la biblioteca propia como principal referencia de obras en castellano en Jerusalén, promociona actividades arqueológicas mediante la subvención económica, realiza cursos de actualización bíblica para sacerdotes o de conocimiento bíblico y arqueológico para seminaristas, colabora en la formación de los guías de peregrinos en Tierra Santa, publica o colabora en la publicación de estudios sobre Biblia y arqueología y, además, el Instituto es miembro activo de la Asociación Bíblica Española.

6. ¿Qué áreas de investigación desarrolla el IEBA?

En la actualidad en el campo de la Arqueología se colabora bajo la dirección de la Profesora Carolina Aznar en las excavaciones del Tell Regev y se ayuda al profesor Florentino Diez para publicar los resultados de las investigaciones en GalliCantum. Cabe destacar una reciente publicación sobre los 60 años de la Casa y la presencia de la Iglesia Española en Jerusalén, así como las investigaciones bíblicas que realizan los miembros del Consejo referidas tanto al Nuevo como al Antiguo Testamento.

7. ¿Qué función social ofrece el IEBA en un contexto complicado como el que se vive en Jerusalén?

 La función social que realiza el IEBA es principalmente de presencia. La situación concreta de la Casa en Jerusalén es un testimonio de querer estar y acompañar la vida cotidiana, que a veces es compleja. Esta presencia es aliento para los que viven aquí, los cristianos árabes se sienten alentados con la presencia de nuestra institución.

Muchos conocidos de España me comentan que cuando sale alguna noticia de Jerusalén en televisión, se acuerdan de mí; lo que antes les pasaba desapercibido, hoy les resulta algo cercano. La presencia también supone ayuda económica, la Casa y sus actividades suponen una inversión que se suele utilizar para promocionar la realidad menos favorecida. También se colabora con la cercanía a los presos de lengua española. Desde hace tiempo se visita a los presos de lengua española en las diversas prisiones del Estado de Israel mediante la Pastoral con Inmigrantes del Patriarcado Católico.

Además, el IEBA es casa común para la comunidad de españoles que viven en Jerusalén, para los religiosos que aquí realizan su actividad, para voluntarios, trabajadores, los miembros del Consulado y para peregrinos y visitantes.