slide
slide
slide

Colegio Mayor Nuestra Señora de Guadalupe

El Colegio Mayor Nuestra Señora de Guadalupe, fundado en 1951 y con vocación hispanoamericana, ocupa unas modernas instalaciones junto a los nuevos campus de la Universidad Pontificia de Salamanca y de la Universidad de Salamanca.

Se trata de un Colegio Mayor mixto, abierto a todos los estudiantes universitarios de Salamanca, cuya finalidad es contribuir a su formación integral. Es, por tanto, que no estamos ante una simple residencia de las que abundan en Salamanca, sino ante un centro con diversas actividades que completan la formación intelectual y humana que los colegiales reciben en la Universidad.

Contamos con unas amplias instalaciones deportivas: dos pistas de pádel, tenis, fútbol, baloncesto y un pabellón de deportes, lo que nos permite ofrecer numerosas actividades colegiales y dar un servicio más allá de un simple alojamiento.

Nuestras habitaciones son todas individuales, con baño propio. Contamos además con dos modalidades de Internet gratuito: por cable y wifi, a lo que debemos añadir numerosas estancias comunes: dos salas de TV, una sala de estar, dos salas de juego, dos bibliotecas y dos salas de estudio. Todo ello ayuda a crear un clima de compañerismo, participación y de vida en común, algo que se respira en nuestra casa, que queremos que sea la tuya también.

Como órgano y servicio social de la Universidad Pontificia comparte su ideario, expresado en los Estatutos de la institución académica y en la Guía del Alumno, participando de la vida universitaria en sus características académicas, sociales, deportivas y culturales.

Queremos que tu paso por la Universidad y por Salamanca sea una experiencia inolvidable para ti, que marque tu vida personal y profesional. ¡Te esperamos!

Es el principal objetivo de la estancia tanto en la Universidad como en el Colegio Mayor. Se debe procurar un clima de seriedad en el estudio y un ambiente de trabajo. Para poder permanecer en el Colegio, se tendrán en cuenta las notas obtenidas por los alumnos. Las notas se tendrán que entregar obligatoriamente al director en febrero y junio para comprobar el rendimiento académico de todos y de cada uno.

Se considerará de especial importancia el respeto al estudio y al descanso de todos los colegiales, por eso, a partir de las 16.00 horas y hasta la hora de la cena es necesario un ambiente de silencio. A partir de las 24.00 horas está prohibido permanecer más de una persona en cada habitación o impedir el descanso de los colegiales.

Dentro del respeto a la libertad personal de cada alumno, el Colegio ofrece distintas actividades, ya sean de tipo cultural, deportivo, religioso, etc. Es obligatoria la asistencia a las actividades que la Dirección señale como “actos obligatorios”.

Cada colegial es responsable del cuidado de su habitación y del mantenimiento de los bienes del Colegio; no se permitirá una actitud de abandono personal. No se permite tener ni consumir bebidas alcohólicas ni ningún tipo de drogas. Tampoco se permite fumar en los lugares comunes.

Se confía en la responsabilidad de cada persona, por eso no hay un horario fijo de salir y entrar en el Colegio, pero las puertas están informatizadas para comprobar a la hora que cada uno sale y vuelve, así mismo hay un sistema de cámaras de vigilancia en el entorno del Colegio y en las puertas.

Contacto
C/ José de Lamano Beneite nº 28-62, 37007, Salamanca
923 206 908